martes, 18 de diciembre de 2012

Diez preguntas con Sofía Aliaga

Sofía Aliaga lee el tarot, pero también puede hallar respuestas en las formas de las nubes que cruzan el cielo, o decirte tu vida certeramente mientras sostiene una bola de cristal. A fines del 2005, cuando iba último, ella vaticinó el triunfo de Alan García en las elecciones del siguiente año. El vaticinio fue certero y Sofía se volvió asidua invitada de los medios. Tuvo un programa, La Hora Mística, que marcó época en CPN Radio; escribió para diarios, revistas, y hasta tuvo programa en TV. Hoy, un poco alejada de los medios, pero con la sonrisa y la voz cálida de siempre ha accedido a conversar con nosotros.

Sofía con el Tarot de Osho
Sofía, en el 2006 vaticinaste el triunfo de Alan García, mucho antes de que nadie pensara que él iba a ganar. Cuéntanos cómo fue esto. 
Esto fue para noviembre o diciembre del 2005, está grabado. Aparentemente iba a salir (elegida) Lourdes. Estaban si no me equivoco ella, Paniagua y otros. Me preguntan eso en un programa del canal 13 al que me invitaron y por la época me preguntaron eso. En eso momento Alan era el "anticristo". Me preguntaron y eso fue lo que salió en las cartas. Obviamente todo el mundo se aterró. Me preguntaron si iba a ser en primera o segunda vuelta. Les dije que en segunda. Además dije que Alan García iba a pasar de ser el paria a ser una especie de salvador del Perú. Esto era inconcebible, pero después se cumplió. También dije que el Perú entraba en una etapa de crecimiento y por sí mismo iba a estar mejor.   Es parte de un ciclo de la tierra. Y se cumplió la predicción sobre Alan García.


Yendo un poco más al pasado, cuéntanos cuando y cómo descubriste que tenías poderes extrasensoriales. 
Desde muy niña, por un lado por la familia y por otro lado por mi misma. Por el lado paterno mi abuelita y mis tías creían mucho en los sueños, era cotidiano al levantarse preguntarse “Y tú que has soñado”, “Eso significa tal cosa”. Además dos hermanas de mi padre leían las cartas. Una lo hacía como juego y la otra como un quehacer profesional. No es que yo estuviera presente, salvo reuniones familiares en que ellas se leían las cartas. Sí me pasaba que sonaba el teléfono y yo sabía quien era, o tocaban la puerta y yo sabía quién era. Soñaba algo y después se cumplía. Por el lado materno no conocimos a mi abuela. Pero por una hermana de mi madre que no conocíamos y que nos buscó durante 20 años por encargo de mi abuela, nos enteramos de  que mi abuelita también leía las cartas, y eso comprobó una afirmación que me hizo un astrólogo al que visité y afirmó tal cosa. 


Estamos a dos semanas del 21 de diciembre. Se ha hablado de fin del mundo, fin de la era, llegada de extraterrestres. Hay predicciones para todos los gustos. ¿Tú quieres decirnos algo? 
Bueno, lo que más habla de esto es el calendario Maya. Hay dos cosas marcadas, una, que termina el calendario maya el 21 de diciembre del 2012. La segunda es que según sus ciclos la actividad solar se va incrementar. Esto ya ha ocurrido antes. Esotéricamente, que se termine el calendario maya no significa que se acabe el mundo. EL incremento de la actividad solar si puede perjudicar sobretodo a las ciudades más avanzadas, las que dependen más del sistema eléctrico. En los libros angélicos se habla más de un cambio espiritual. Pasamos de un era de la oscuridad a una era de la luz. Ese cambio es más bien positivo. 


Tú eres la primera tarotista a la que escuché hablar de metafísica. De Osho, de reiki. Después otras tarotistas han empezado a hablar de lo mismo. ¿La metafísica da para una moda? ¿Se puede mercantilizar así? 
Mira, la metafísica es tan antigua como el tiempo. Jesús hablaba de metafísica. Lo que pasa es que siempre hay gente que cree y gente que no cree. La metafísica es cierta y yo lo he comprobado en muchas cosas. Jesús dijo “pide y recibirás”, pero hay que aprender a pedir y la metafísica enseña eso. Cuando uno le pide a Dios tiene que ser en positivo, tiene que ser agradeciendo y tiene que ser en presente. Cuando decimos “algún día tendré mi carro” y al día siguiente lo repites, ese día nunca llega, porque  siempre lo estás mandando a futuro. Aunque creas que es una tontería debes decir “Gracias dios mío porque ya tengo mi carro”. La metafísica enseña que el miedo y la fe son dos caras de la misma moneda. Y nosotros vivimos en miedo, pensando en “de donde voy a sacar para el alquiler”. Cuando aplicas metafísica dices “no sé cómo Dios mío, pero ya tengo la plata del alquiler” y la plata llega y todos los días están cubiertos. Ahora, en cuanto a que se mercantilice, el que le corresponde pagar, va a pagar; el que le corresponde recibir gratis, va a recibir gratis. 


EL oriente espiritual se vuelve materialista, hablamos de Japón, la india; y el occidente materialista busca refugio espiritual en las disciplinas orientales. ¿Esto es así, estas de acuerdo en que está pasando esto? 
Me parece muy buen punto el que mencionas. Como te digo es parte del ciclo. La tierra tiene vida, los planetas tienen vida. Las plantas, las piedras, todo vibra en diferente intensidad. Cuando uno tiene mucho de algo se cansa de eso y busca otras cosas. Teniéndolo todo, buscas la luz o te hundes en la oscuridad, y los resultados de hundirte en la oscuridad son terribles: sufrimiento, angustia. Los que tienen suerte creen en la espiritualidad, en la meditación y se abocan a ella.  Entonces éste intercambio es parte del intercambio de energías. Todos los extremos son malos. Ser muy pobre tampoco es bueno, porque si una persona sufre, ¿qué va a poder dar a los demás? Sólo cuando estamos plenos,  independientemente del dinero, cuando estamos centrados y bien con nosotros mismos, vamos a poder dar a los demás. Eso es parte del intercambio, porque si bien tú ves que la India es un país muy espiritual, también ves mucha pobreza. Así que esas personas no han abrazado la espiritualidad, sino no sufrirían, y por otro lado quienes piensan que la espiritualidad esta relacionada con el sufrimiento están totalmente equivocados. 



Michael Jackson, Whitney Houston, han conocido un éxito efímero. Algunos lo ven como la fama, el poder, el dinero, las posesiones. ¿Desde tu óptica qué es el éxito? 
Lo que pasa es que cada uno tiene su significado del éxito. Para una persona el éxito puede ser hacer feliz a una persona, para otro el éxito puede ser comprarse un carro. O tener una voz bonita, o poder meditar…Para mí tener tiempo para hacer yoga sería un éxito. Es una cuestión muy particular. Además hay personas que no hacen nada y tienen todo. Uno podría preguntarse por qué. Quizás en otras vidas hicieron todo. Yo creo en vidas pasadas. El problema de la persona que mencionas, es lo que me salió en las cartas, que ella veía fantasmas, y no creía en eso, y eso le atormentaba porque escuchaba voces y esas cosas. A mi me han tocado algunos casos de personas que son médiums naturales, pero que no creen en eso, y eso es terrible, porque creen que son locos. 

Tuve el caso de un señor que viene a consulta y al barajar se me cae la carta del “Hacia adentro”, que tiene unos fantasmas alrededor. Entonces le digo “Señor usted es médium”. Él me dice “No señorita, yo soy esquizofrénico”. Pero le digo “No señor, usted es médium”. EL insistió y me dijo que le habían diagnosticado esquizofrenia y que tomaba medicamentos desde los nueve años. Le digo, “señor, si usted fuera esquizofrénico, habría salido ésta carta”. Y le mostré la carta de la Esquizofrenia, que lleva justo ese nombre. El señor se emociono, y lloró. Había recibido hasta electroshock, todo porque él no creía (en fantasmas) y su familia menos. Entonces el siquiatra; a medicarlo. Son casos terribles.


Lo que me cuentas es sorprendente. Es el caso de una persona que escucha voces y la medicina le diagnostica Esquizofrenia. Pero en realidad es un poder extrasensorial que él tiene. 
Aja. Eso es. Todo es vibración. Cuando dejamos el cuerpo físico vibramos en otra frecuencia, que con nuestros ojos normales no podemos ver. Pero algunas personas tienen los sentidos más exacerbados y pueden captar esas frecuencias; así como los perros intuyen cuando va a haber un temblor, porque sienten la frecuencia del movimiento de la tierra y nosotros no. 

Sofía tiene unos ojos grandes con los que parece mirarlo todo. Hace algunos años, deseando dar mejores vaticinios a sus amigos, se cambió al Tarot de Osho. Ella lo encuentra más espiritual que otros tarots. Por la misma razón habla de Metafísica, Reiki, Fenshui y otras disciplinas. Visitarla por el tarot es llevarse un cúmulo de sorpresas y consejos inesperados, pero eficaces. Las historias que ha vivido por sus dones extrasensoriales son muchísimas. Incubos, Sucubos, Angeles, premoniciones. Sofía quiere que la gente que la visita se vaya mejor que como llegó. Y vaya que lo logra.


En países como España los temas extrasensoriales son tratados seriamente. Allí esta el caso de Juan José Benítez. Y en EEUU pasa otro tanto. En nuestro país esto es muy difícil. Hay gente que se lee las cartas pero nunca lo dice. Y hay gente que definitivamente no cree. Que se les puede decir a los que no creen. O ¿cómo asumir tu posición sin enfrentar la incredulidad de los demás? 
Lo que pasa es que en mi caso estoy acostumbrada a que la gente me busque, yo no busco a nadie, ni trato de enmendarle la vida a nadie, ni a mi familia. Porque creo en el libre albedrio. Si alguien cree, está bien; y si no cree, está bien también. Depende de la persona.


¿Y tú no temes que te miren mal? 
Mira, muchas veces yo he temido que me miren mal. Pero gracias a Dios sólo ha pasado una vez, que a mí me dio risa. Todas las demás veces me ha ido bien. Obviamente yo no voy a un sitio donde hay desconocidos y digo “yo leo las cartas”. Al contrario, como esto es mi trabajo, lo último que quiero es hablar de estas cosas cuando estoy en una reunión. Alguna vez, contra mi voluntad, alguien ha dicho que leo las cartas. Algunos creen, algunos no. Yo digo esta bien, algunos creen en los sicólogos, algunos van al dentista, algunos necesitan oculista y no van. Pero nunca me ha pasado que me hayan querido ofender. Creo que ven a la persona, cómo se desenvuelve, cómo habla. Gracias a Dios no me ha pasado. 


¿Podemos creer a la vez en vida fuera de la tierra y en fantasmas? 
Es como creer en los peces y no creer en las aves. Lo uno no niega lo otro. No son mi tema los extraterrestres, pero yo pienso que sí existen. Pienso que debe haber planetas más evolucionados y planetas menos evolucionados. Y si no los vemos es porque no quieren.  Hay algunos que dicen que los ángeles son extraterrestres. Estoy leyendo un libro sobre ángeles, y hay uno que es como un cuidador de la armonía en el universo. Los planetas son semejantes mazas de tierra suspendidas en el espacio, y no sólo suspendidas sino en movimiento y en perfecta armonía. Eso no es cualquier cosa. Tiene que haber un Dios de todas maneras, un ser superior. 


Luego de tu predicción del triunfo de Alan García, ¿se acercaron a ti algunos políticos? ¿O se acercaban antes? 
En mi caso más bien los políticos se han acercado a través de otras personas. Más bien, yo creo que es por un tema karmático, lo mío es gente cotidiana. Por ejemplo, tengo una colega, con ella va gente que tiene mucha plata, es la gente que ella energéticamente jala. Conmigo las personas vienen solas, amas de casa, profesores, secretarias, por ahí alguno que otro empresario joven, eso sí conmigo viene mucha gente joven gracias a Dios. Militares igual que los políticos, a través de terceras personas. Artistas les he leído, te lo puedo decir porque les he leído en público a Marina Mora, Verónica Ayllón, Laura Bozo, Mónica Sánchez y otros. Todo por mi programa de radio. 



Cuando le gente te visita viene esperando saber qué les dicen las cartas y suelen irse con un abanico de consejos y mensajes que no esperaban encontrar. ¿Por qué le das este plus a la gente? ¿Es esto parte de tu misión? 
Una cosa que me enseñaron de chiquita fue “trata siempre a los demás como te gustaría que te traten a ti” y “no hagas a otro lo que no te gustaría que te hagan”. Y también por experiencia. Me digo “toda la gente que venga a mí tiene que salir mejor que como entró”. Eso es lo que procuro y hasta ahora ha resultado. Nunca ha ocurrido que alguien salga molesto o peor que como llegó. Cuando hay problemas tengo que decirlo, pero también doy alguna solución. También lo hago por distinguirme. Yo soy una persona que por carta astral soy autodidacta. Leo mucho, si salgo de un libro entro a otro, y salgo de un curso y entro a otro. Entonces esa alimentación constante me permite poder transmitirlo a otras personas. 

Dejamos a Sofía con sus grandes ojos, las cartas, sus dones de vidente y la amabilidad que le es natural, para extrañar ya una próxima visita.

Pueblo Libre, 15 de diciembre del 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario